Since 2003 Wine & Gastronomy Travel Specialist & Tour Conductor                                                             follow us
 
 
 
Portugal ha sido siempre uno de los países preferidos por la realeza y millonarios de Europa y el mundo para disfrutar de vacaciones y tiempo libre. Durante la segunda guerra mundial en el balneario de Estoril junto a Cascais nace James Bond, en la imaginación de un escritor que se codeaba con la realeza mientras los países vecinos eran bombardeados y el caos se apoderaba de la vida europea.

Hoy el escenario portugués no es muy diferente; detrás de muchas empresas e inmuebles podemos encontrar a familias y personas de todo el mundo buscando anonimato y tranquilidad. Portugal es un oasis en medio de la inestabilidad económica e ideológica mundial, goza de maravillosos paisajes y un clima sensacional. Si bien ha tenido una inestabilidad económica como país y es un desafío la barrera de la burocracia, continúa siendo un paraíso.

El tema de conversación es la diversidad en sus inversiones. Si bien el riesgo es siempre un tema, existe una amplia confianza cuando se habla de Chile como una opción. 

Este país está cada vez más cerca y muchas veces el idioma que se habla en una mesa de reunión es inglés, pues en Portugal se encuentran los actores de fondos familiares de todo el mundo.Existen hoy vuelos diarios desde Lisboa a Sao Paulo y unos cuatro a la semana desde Porto. Importantes líneas aéreas 
 
 
EXPORTANDO LUJO
ANALISIS DE MARKETING DE VINOS CHILENOS
La profesional chilena experta en vinos Pamela Villablanca fue la invitada internacional a Expo Eje Café. Revisó las estretegias y metodologías de vinos chilenos en cuanto a marketing, generación de experiencias y construcción de marca. Se contemplaron dimensiones agrícolas, sustentabilidad, certificaciones, entorno social y ambiental, agroturismo, inteligencia digital y marketing. 
Existen muchos aprendizajes desde la historia y desarrollo de la vitivinicultura aplicables a la coficultura. Ambas continúan en desarrollo con un evidente desfase, sin embargo la brecha puede estar encontrando cada vez menos diferencia gracias a la gestión de empresarios y profesionales con una visión aguda y comprometida para apoyar a sectores que buscan educarse, formarse y profesionalizarse. La misión de Latam SCA fundada por Pamela Villablanca es justamente "conocimiento y redes para desarrollar eficiencia".

 
 
One thing is for sure: springtime will arrive to Chile September 21st and its vines will be waking up, showing the first buds. This might mean that some of you will be looking to visit wineries or explore the vast universe of wine to choose “the one” for the coming holidays. Whichever your case is, we will cautiously dive into the secret world of smell contained in the glass in front of you. Are you ready?
(the original article was written for I Love Chile newspaper)

Great discoveries on human senses were awarded with Nobel Prizes; in 1961 the sense of hearing and in 1967 the sense of vision. However, the sense of smell had remained a well-kept secret until 1991 when the New York Times’ science section published an article about smell. Linda Buck was searching the G-protein class in a paper about smell receptors with Richard Axel. An astounding 1 percent of human genes are devoted to olfaction and approximately $20 billion is generated every year by industrially manufactured smells.

Virtually all of these smells are made by only seven companies—the Big Boys. With wine, smell is one of the many aspects we use to recognize grape varieties, denomination of origin and even the vintage.Let’s review the scientific facts and dive into a wine glass to discover how powerful our sense of smell is.

The English scientist Malcolm Dyson in 1938 had become conscious of a specific, outstanding human power: we can smell and instantly identify the actual atoms hidden inside a molecule. Faster than our digestive system, our nose is capable of instantly identifying atoms and its vibrations. This has been key to human’s survival and evolution. Dyson wrote a paper called “The Scientific Basis of Odor,” which was inspiration for Canadian R. H. Wright’s paper in 1977.

But there is one man whose dedication and obsession led to the writing of a work that would open doors for him into the vast, secret world where perfumes are created: Luca Turin. From the French Riviera, he wrote about wave numbers and described odor as almost entirely nominative. He wrote the first perfume guide. With hearing, there are 88 vibrations for us to notice—every combination of atom-and-bond, its tone to its one particular frequency, is what scientists call wave number and they run from 0 to 4000. Shall we apply this to a wine tasting?

First, always hold the stem of the glass and never the body. Your hand transfers temperature to the glass and its content, and temperature aspects the smell: if too cold the wine is shy, if too warm you would smell alcohol. The visual examination helps us determine variety, style and age, among other aspects. There is a rich vocabulary to describe the wide spectrum of colors. Believe me; brick red is not good enough because it depends on where the bricks are made.

Hold the glass at a 45-degree angle. Look at the rim variation and colors in the horseshoe shape of the glass. With 4,000 wave numbers or frequencies to discover, there are no bad smells, and it is definitely as subjective as color or sound. Recognizing all of these smells is the quest of a lifetime. To do this, explore the scents of the world around you. When traveling, never miss the opportunity to visit local markets and wander in nature. Be aware of the smells on a sunny day or when it is raining, by the ocean or in the mountains. There is nothing better than linking a smell with a great story, which is the true spirit of wine.

Wine is a result of nature and culture, and therefore we should never forget the celebration of life and sharing our discoveries and experiences. We are all learning about wine, glass by glass.
 
 
Algo esta pasando al otro lado de la cordillera; los nombres de estas dos bodegas suenan a modo de despertador para sus pares en Chile a nivel de precios, packaging , branding y experiencia de turismo. Lentamente va subiendo el volumen de el mensaje orgánico y biodinámico en agricultura, ya comenzó la revolución de toma de conciencia respecto de lo que consumimos y el entorno.

Apalmanta es un hermoso proyecto biodinamico con Andrej Razumovsky como managing partner, ha contado con la asesoria enológica del chileno Álvaro Espinoza. La agrónoma Pamela Federici fue quien nos recibió para hablarnos sobre biodinamismo: cosmos, constelaciones, ciclos lunares, preparados que van del 500 al 505, mundo animal, mineral y vegetal, amplificadores y catalizadores, compostaje, así como también acerca de responsabilidad y conciencia social. Los vinos nos sorprenden con mucha fruta, intensidad y armonía mostrando limpieza en nariz y boca. 

La familia Cecchin lleva ya tres generaciones dedicada al cultivo de la actual propiedad. Cuando llegamos luego de ponerse el sol nos recibió una lechuza que nos guió hasta las antiguas casas  familiares donde está el hospedaje. A la mañana siguiente caminamos por el viñedo y la bodega junto con Fabiana y Alberto, quienes nos fueron relatando su compromiso con un estilo de vida que enlaza lo orgánico con Slow Food. Además descubrimos en su linda sala de ventas variedades raras fantásticas que no dudamos en sumarlas a nuestro equipaje.

Luego de estas dos visitas nos queda claro que es necesario incorporar a todas la áreas de las empresas para que entiendan, compartan y comuniquen de forma simple la profundidad de estas filosofías de producción. Mucho que aprender del lado este de la Cordillera de Los Andes y la colaboración entre ambos países se hace cada vez mas indispensable para generar una continuidad mas allá de la promoción turística o comercialización de vino.
 
 
El vino es uno de los primeros productos en comercializarse en el mundo. Mitos, religión, leyendas, política, cultura y tradición se entrelazan en los relatos cuando nos aproximamos a sus orígenes e historia. La construcción del relato en torno a él cuenta viajes, hazañas, conquistas, evangelización, perseverancia, pasión y delirio. Nacen las primeras marcas en las vasijas, como forma de identificación y diferenciación. De esta manera se muestran los primeros indicios de uso de marca tanto para determinar pertenencia como para marcar una diferenciación para la comercialización. Desde un comienzo se asociaba siempre su marca a su origen, ya fuese este una región o luego un feudo, familia o autor.

En Chile la llegada del vinos va de la mano del catolicismo y luego de la independencia de Chile toma un auge comercial con influencias resultado de sus transacciones monetarias. Se presenta un ir y venir en las leyes de alcoholes y reformas agrarias,  y ya hacia los 80 se vislumbra lo que significaría para el país la apertura de exportaciones. Chile busca competir internacionalmente y hace esfuerzos por incorporar tecnología. Se especializan sus profesionales y comienzan fuertemente las peregrinaciones comerciales por ferias, competencias y la conquista de nuevos mercados. 

Durante los últimos diez años hemos visto una serie de cambios tanto sociales como económicos y comunicacionales. La era .com junto a la exploración de nuevas denominaciones de origen y mayor internacionalización profesional marcan una nueva tendencia. Nuevas generaciones de consumidores como los millenials se suman a las tradicionalistas conocidos como baby boomers, abriendo nuevos mercados nicho que hablan otro idioma. Las plataformas digitales irrumpieron nuestras vidas para dar nacimiento a nuevos consumidores y conductas según su avatar o identidad digital. Las características son la alta competencia, era .com y nichos de mercado altamente específicos. Redes sociales, aplicaciones y un era digital pulsante 24x7 están instaladas en la vida de trillones de personas en el mundo. Consumidores altamente informados y educados. Ranking, valoración de productos y servicio, geolocalicación, fotografías y videos al instante son algunas de las nuevas realidades para las bodegas. Lo curioso es que esta tradicional industria vitivinícola chilena aun se pregunta si es necesario hacer algo en esta  dirección. (corrección 19 de marzo)

El recambio de generación comienza a invadir no solo a nivel digital ni consolas de juego, ahora también se refleja en plazas de empleo y comportamientos de compra. En el aire flotan sus palabras y hambre por interactuar en las redes móviles mundiales. Se les conoce como generación millenial, aquellos nacidos entre los años 1981 y 1995. Son hijos de la generación X (1966 a 1980) y nietos de los boomers1946 a 1965.  Alina Wheeler en su clásico libro Designing Brand Identity habla cerca de la enceguecedora velocidad de los negocios y la vida, de lo que estos cambios significan para las marcas. La profesional da cuenta de las características, comportamientos, necesidades y percepciones de estos 80 billones de millenials hambrientos  con aspiraciones un abanico de valores reflejados en las marcas a un click de distancia en sus bolsillos 24x7.
La permeabilidad de las nuevas tecnologías había sido disparejo hasta hace unos pocos años, pero unos cuantos servidores sirvieron para que la world wide web irrumpiera en la vida de las marcas invitándolas a crear una nueva diferenciación, esta vez en el mundo virtual. El primer ordenador utilizaba el tamaño de una habitación en una universidad y tenia menos capacidad que el mas básico de los teléfonos inteligentes que encontramos hoy en el mercado. En ese cuarto comenzó una gran revolución que no tardó mucho en llegar a todas las oficinas y luego hogares en forma de computadores de estación. Con ternura recuerdo mi primer Atari 800XL con casetera, luego llegó la torre con disquete y hoy trabajo en un portátil que no tiene mas de 2 meses de uso. Mi experiencia digital no es nativa, por lo que siento gran empatía con los confundidos boomers y los desfasados generación x.  


 
 
Lentamente comienzan los primero rayos del sol a asomarse tras la cordillera, adivino viento blanco en el Cerro El Plomo. Abro pausadamente los ojos haciendo contacto con el primer objeto del día: la cortina. Es una hermosa cortina de tela noble, líneas celestes y blancas, sin marca ya que las he confeccionado yo. Antes de que suene el despertador doy un giro en la cama e inmediatamente mi atención va a las sabanas, hechas en Chile por una costurera mágica con tela comprada a los árabes en Independencia; luego el maravilloso plumón que pesa lo que pesa el aire, de marca desconocida gringa; luego sellando el calor mi bello quilt francés con la primera marca del día. 

Entonces ocurre lo inevitable, me despierta Samsung y debo levantarme de mi colchón Rosen. En el velador el frasco de Nutella, fiel compañera d una noche de lectura filosófica. Mi estufa Black & Decker se ha prendido con el timer (comprado en Homecenter) a eso de las 6 de la mañana, lo que hace bastante más agradable el camino de la cama a la ducha.  En el camino mi repisa de libros que es un chiche de marcas de vinos; mis libros yacen todos  sumergidos en el secreto de cajas de vino de madera en donde leo marcas como Montes Alpha, Almaviva y Erasmo. Abro la puerta del baño y frente a mi se presenta el primer paraíso de marcas. 8 MARCAS

Asumo que mi calefón de encendido automático espera mi comando. Mi decisión de papel higiénico a pesar de debate familiar que apela a otra marca es La Favorita; no se dan ni cuenta mientras no vean en el envase. Llego a la ducha: ahí están todas juntas las marcas de shampoo, acondicionadores, tratamientos de cabello, jabones líquidos y exfoliantes. Mis pies se hunden en la suave textura de Cannon y abro la cortina de oriente de Casa Ideas. La grifería Roca impecable y al salir de la ducha me esperan mis toallas Cannon. No compartiré la marca de mis cremas de esperanza, eso es un mundo privado. El dúo inseparable es mi cepillo de pelo Connair y el secador italiano Gamma. Hago mi vida fácil con dentrífico y cepillo de dientes Vitis, mientras pienso en que debo ir a Salcobrand a comprar mis vitaminas GNC. 19 MARCAS

El segundo paraíso de marcas del día: vestuario. Ahora el diálogo es con el cajón de ropa interior, parce un espacio tan reducido considerando la tremenda competencia que convive ahi? Caffarena, Triumph, Woman’s Secret, Victoria’s Secret, H&M, Calvin Klein y algún modelo teen de Palmers. Calcetines de ultra tecnologia Smartwool. 27 MARCAS

Pantalón Zara, polera Desigual, chaleco Cacharel y chaqueta suiza de pluma Mamut. Zapatos Hush Puppies, cartera Saxoline, pulsera Lucky Brand, reloj Cartier, maquillaje MAC y perfume Issey Miyaki. Tomo mi celular, y maldigo a Movistar por la cobertura y el mal servicio al cliente. Salgo de casa, juego con mis guardianas quiltras y observo cuánto han crecido mis árboles . Cosecho unas clementinas y los últimos fisalis (goldenberries) de la temporada. Estoy lista para subir a mi Citroen y comenzar la aventura de marcas desde casa a la oficina, por supuesto con un te de cedrón (verbena) fresco en un mug de una empresa gringa. Pienso que debo ir a comprarle a mi amigo ese café de especialidad maravilloso: Flor de Kave. Momento, me falta mis plumas suizas! Donde esta mi chaqueta Mamut? Si la verde fosforescente, no puedo vivir sin ella. 41 MARCAS

41 marcas sin contar el hervidor de agua Black & Decker y la miel biodinamica Emiliana, más la infinidad completa del closet, baño, cocina y living. Solo en casa podria superar las 300 si la recorriera en detalle unos 30 minutos más. El promedio de marcas al que estamos expuestos en un recorrido de 10 km de la casa al trabajo son 3.000, las marcas estan por todos lados hablándonos e interactuando en nuestra vida cotidiana consciente e inconscientemente. Salgo del tunel camino a Santiago y busco mis Raybans, ja ja ... no-no, mis lentes de maestro Steel Pro comprados en ferreteria Yolito (son indestructibles e inrobables). Termino estas lineas escribiendo en mi Mac amigo inseparable y cierro con 46 marcas
 
 
La palabra agricultura tiene su origen etimológico del latín agri de “campo de cultivo” y cultura que se refiere al conocimiento en el mismo idioma. Claramente el punto clave en la historia de la subsistencia de los humanos y el inicio de la agricultura estaría marcado por un cambio en el clima del planeta tierra en tiempos prehistóricos; el fin de la glaciación y la elevación de las temperaturas. El desarrollo y avances tanto tecnológicos como dietéticos, sumando exploraciones, travesías, migraciones, viajes y luego las comunicaciones (imprenta, fotografía, televisión, radio, internet y redes  sociales), han enriquecido enormemente el relato histórico que podríamos escribir en torno a agricultura. Hoy la palabra agricultura se entiende como la transformación del medio ambiente para satisfacer las necesidades alimenticias de la humanidad. A la hora de profundizar en el concepto de agricultura existen diversas tendencias, escuelas, cuestionamientos, consideraciones y contextos para llevarlo a cabo.

Existe una dimensión particular que atrae la atención de muchos por su alto significado en cuanto a la expresión de cultura y de los pueblos originarios a nivel mundial. Cuando hablamos de la palabra ancestral es correcto hacerlo para apelar a un origen o tiempo pasado remoto o muy antiguo; hablamos de los antepasados y lo relativo a ellos, remontándonos a un tiempo lejano.

La agricultura ancestral se refiere a técnicas y prácticas de los pueblos originarios, en nuestro caso, de las Américas. Sería impreciso considerar como ancestral a aquellos pueblos exógenos que llegan como colonizadores, ya que ellos negaron y anularon muchos aspectos culturales ancestrales de las Américas. Esta razón nos aleja de consideraciones ancestrales en cuanto a los productos que ellos obtenían de la agricultura, puesto que negaban las prácticas locales de los antepasados. Por ende conduciría a confusión el considerar algún producto colonial o moderno como producto ancestral, ya que no procede.

En Chile contamos con una rica gama de pueblos indígenas y cada uno de ellos con sus propias características. Sus estilos de vida y en consecuencia su agricultura y producciones varían dependiendo del lugar geográfico que habitan o habitaron. Podemos identificar variados escenarios en una línea de este a oeste: cordillera, valle, mar, islas y archipiélagos. Luego de norte a sur variadas zonas: desierto cálido, semi desierto, mediterráneo, bosque, desierto frio.

La tendencia mundial es la de volver a los orígenes y recuperar ciertas prácticas de dimensión humana relacionadas con cosmovisión y creencias. Un punto medio suma a ellas consideraciones de alta tecnología que beneficia dichas prácticas. Como respuesta al explosivo crecimiento de la población mundial existen otros actores industriales y masificadores, que por otro lado persiguen alta productividad y eficiencia a través de exploración y manipulación científica.

Lo países denominados desarrollados ya han vivido el proceso que vive hoy Latinoamérica. Un claro episodio histórico lo vemos en el movimiento en USA durante los años 60. También en Europa levantándose luego de dos guerras mundiales de la mano de Rudolf Steiner y como un continuo colectivo en la milenaria Asia. En Chile hay una constante búsqueda de identidad, actividad compleja por sus rasgos multiculturales ancestrales y multirraciales por los tiempos de colonización e industrialización. Sumamos a esto el hecho de las altas migraciones de los últimos 10 años y claramente podemos observar una pluralidad fantástica.

Lo que nos convoca es la agricultura ancestral y es justamente en esta dirección que va nuestro trabajo como profesionales. Por citar un ejemplo, la iniciativa de rescate de viñedos familiares en Codpa con su vino Pintatani  muestra una dimensión cultural fantástica. Las familias Aymaras de este poblado cercano a la ciudad de Arica, mantienen prácticas agrícolas ancestrales en su producción de frutales y vegetales. A ellos se suma la obtención de uvas traídas por los colonos españoles durante el siglo XVI de la familia vitis vinifera. Es indispensable entender la dimensión cultural  Aymara; su relación tanto con los ciclos naturales en base a un calendario solar y lunar, y su entendimiento y adaptación al contexto geográfico y pluvial a través de la plantación en terrazas en ladera de cerros.  Son indispensables el trabajo y la colaboración reconociendo en ambas partes, Aymaras y Chilenos, los valiosos aportes para un fin común positivo; el respeto por su cultura como de sus productos, considerando y acotando los elementos exógenos como el uso de levaduras externas, injertos, tecnologías y máquinas que requieran de energía (no cuentan con suministro eléctrico constante).

La agricultura ancestral no sólo habla del reconocimiento de prácticas de cultivo de los antiguos, también significa hoy atraer a las actuales generaciones a promover dichas practicas y a hacerlas sostenibles. Es indispensable una mirada de subsistencia y bonanza que acompaña la expresión de su cultura y su inserción en la globalidad. Es un proceso de identidad que necesita ser reconocido.